www.kingii.es

5.11.13

un tejo en la recámara

Este árbol llevaba 5 años  en venta, y nunca nadie se ha interesado por él, no tengo muy claro el porque, yo siempre tuve claro el diseño y que poseía mucho potencial y calidad
evidentemente durante este tiempo el árbol ha ido evolucionando, y no solo no trabajarlo podía hacer que se estropease, sino que me apetecía meterle mano
Este verano le dimos una poda para eliminar lo sobrante y aproveché para retocar algunos cortes grandes que tenía

esa poda hizo salir a la luz detalles que antes quedaban escondidos en medio del follaje

y así quedó ese día 


esta semana lo volví a meter al taller, para un modelado, la primera actuación y la más evidente era bajar la primera rama de la izquieda un poco, para ser la primera rama estaba un poco alta y dejaba el tronco un poco desnudo. Para ello se enrafió la base y se puso un tensor de cobre un poco grueso.
Aunque llegados a este punto surge un problema. justo por debajo de la rama y totalmente paralela a ella hay un jin. al bajar la rama se va a producir un cruce muy feo, justo en el frente, lo que puede estropear la visión general del árbol.


una de las opciones era cortarlo, pero me parecía que tenía mucha calidad y era una pena prescindir de él, moverlo no parecía a priori una buena idea, ya que la madera de tejo es muy dura y podía romper, aunque mejor correr el riesgo que cortarlo sin más... 

se puso un tensor grueso de cobre al jin que tenía justo encima, y poco a poco durante toda la tarde se fué moviendo...que la madera estuviese tan humeda ayudó bastante, y fuera de todo pronóstico solo abrió longitudinalmente en un punto

después del alambre y la colocación este es el resultado, quedan muchas cosas por corregir, la primera rama tendrá que bajar un poco más y el lado derecho es muy largo de momento, pero seguro que otros 5 años el cambio será considerable



2 comentarios:

Daniel Torres dijo...

Seguro que ahora lo vendes...
Un abrazo

Ishi Kasai dijo...

Me parece muy bueno, no creo que tengas problemas para venderlo.
Un abrazo