www.kingii.es

22.11.08

reducción

Esta sabina proviene de un cambio con un compañero, en esta foto se puede ver el aspecto que tenía el día de la recuperación. Siempre estuvo en mi casa, por eso cuando fue definitivamente mía sabía perfectamente en que estado de salud se encontraba.
Así que decidí meterle mano, la intención era reducir el árbol al mínimo, pero el verde estaba bastante lejos del tronco y de la madera, la solución que propuso Luis era separar la vena viva de la madera muerta de la rama principal y girar el verde hasta colocarlo encima de los giros de la madera muerta...


Lo primero que hice fue lavar todo el árbol con agua a presión, delimitando la vena de la madera, y así poder saber luego por donde cortar.
Con dos podadoras de raíz se dió el primer corte para luego con una gubia ir sacando toda la madera del interior de la vena viva y que esta quedase más flexible.




En esta foto se pueden ver las dos partes separadas, después se enrafió y para que la torsión se repartiese por todo el recorrido de la rama y no fuese en un solo punto se puso un tutor de aluminio gordo (se ve asomar al final de la rafia). como la maceta en la que estaba era muy grande e incomoda se sacó de ella y se hizo un cepellón con cinta plástica, a la espera de llegar a casa para plantarla.





Se colocó un trozo de alambre a modo de tope para que al girar la vena no se siguiese separando de la madera, y se protegió con un trozo de goma azul.
Y con un tensor colocado en la parte de atrás se fue girando poco a poco.
Al día siguiente ya en casa, la transplanté a un maceta de de cultivo y la dejé descansar. Ahora el verde estaba detrás pero necesitaba levantarlo y girarlo más todavía para que estuviese encima de la madera.





Unos meses después viendo que el árbol a pesar de todo el estrés sufrido brotaba perfectamente se siguió apretando el tensor hasta dejar el verde en su posición final y se pasó una de las ramas largas que en la foto anterior se ven a la izquierda por el medio del árbol para formar con ella la primera rama.







Ayer decidí darle otro empujoncito, le retiré la rafia y el tutor, le di un par de vueltas más al tensor y la limpié, alambré y coloqué un poquito, para que con las brotaciones de primavera empiece a llenarse de verde.



Esta es una vista de la parte de atrás donde se puede ver el vaciado de la rama y el giro que dió desde su posición inicial pegada al jin de la izquierda. El palillo de bambú es lo que usé para levantar la copa, ya que el tensor me la traia hacia atrás pero abajo. Fijaos también en el bucle de la derecha, ese es el nacimiento de la rama que atraviesa todo el árbol y sale por el otro lado para formar la primera rama del bonsai.




es impresionante ver como un árbol que está fuerte aguanta prácticamente todo le que le hagamos...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial, amigo alberto,eres una crack..
Menuda trabajito, más ilustrativo y gartificante...SAUDIÑA amigo.

Xabi de O grove..

kingii dijo...

xabi acuerdate de q martes hay merendola...Un saudiño