www.kingii.es

21.3.10

octopus3

tenía pensado esperar un año para transplantar la sabina, pero tuve un accidente y este fué el resultado, no le pasó nada al árbol, pero casqué una maceta de 70 euros, aunque como se suele decir, cuando todo va mal, ten cuidado, que puede ir peor...
no fué la maceta lo único que casqué, y es que hay días que es mejor no levantarse de cama, por encima ahora tendré que dejarme melena para taparme la cicatriz
bueno, como el mal ya estaba hecho, pues manos a la obra y a transplantar, de todas formas como todavía tenía la tierra en perfectas condiciones procuré no desacer demasiado el cepellón, y escogí una maceta muy profunda, así el lado izquierdo lo pude mantener casi intacto, tenía pensado empezar a limpiarla, pero ahora tendré que esperar a otoño a que estea recuperada para seguir trabajándola

esta es la trasera
lateral izquierdo
lateral derecho, aquí se ve perfectamente que la rama alta sobra, además no tiene carácter ni nada interesante para proponerse conservarla

6 comentarios:

Xabier O Grove dijo...

qUE TE RECUPERES aLBERTO...Y PARA LA PROXIMA,, PONTELO.........
EL CASCO. JEJEJE. saudiña amigo

Anónimo dijo...

Sí que es verdad que hay días en los que nos levantamos realmente torpes. Espero que te cure rápido la herida, afortunadamente tenemos la cabeza muy dura, jeje.
Me gusta la sabina y ese tiesto le va muy bien, tiene carácter y es diferente...
Un saludo y a ver si nos vemos pronto.

Luis Alberto

Wang Wei dijo...

Está claro que ha sido una venganza de la sabina por no mandármela, vamos...claro,claro.

Cuida esa herida, no se vaya infectar.

¿Melena has dicho?

Choumi dijo...

Melena si si, ya veo que ha empezado a crecerte un poquito.

Txitxi dijo...

Vaya faena lo de la cabeza, cuídate y a ver como te queda el pelo a lo hippi.:-D
Y por la sabina..., bueno ya sabrás bien tú como cuidarla para que el trance no haya sido más que un retraso en su formación sin más consecuencias. Y mientras la puedes ver en su ángulo correcto, que lo de tenerla en la maceta con calzos y torcida fastidia a la vista.
Seguro que mientras esperas a que se recupere tienes algún que otro trabajito para entretenerte.
Cuídate que necesitamos esa cabeza lúcida para seguir alegrando y motivando a los que empezamos.
Un abrazo desde Asturias.
Txitxi

David dijo...

As melhoras Alberto!

Abraço/Saudo,

David