www.kingii.es

9.2.15

corazón partido

Hoy os voy a contar una historia de un prunus mahaleb.
cuando llegó a casa era una masa de ramas hacia todas direcciones, nada definido y con un futuro incierto, y a pesar de que se entreviían ciertas cualidades, el plantado en maceta de bonsai era como mínimo complicado.

El primer paso fué una limpieza con la máquina de agua a presión y una limpieza de la corteza que a pesar de estar muerta seguia adherida al árbol, necesitamos saber donde están las venas vivas antes de continuar el trabajo, una idea empieza a rondarnos por la cabeza, aunque todavía no sabemos si será factible.

unos días mas tarde y ya sin la ayuda de Leo lo saqué del tiesto y limpié bien toda la tierra, necesitaba ver donde estaban las raíces y que alimentaba que...

un estudio pormenorizado de la pieza me lleva a la conclusión de que si es realizable el proyecto.

así que manos a la obra...intenté en un primer momento separar el árbol en dos trozos con la ayuda de unos formones, la zona de madera muerta separó sin problema, pero la parte viva me estaba costando un poco más

después de 3 formones y un hacha rotas, me fuí a comprar una moptosierra para acabar el trabajo

se ve claramente que parte se ha cortado y cual se ha desgajado
una pena ya que mi  idea era que al romper en sentido de la veta el resultado fuese más natural

y este es el resultado después del palntado, un prunus pequeñ y mejor de lo que cabía esperar en un primer momento


y un prunus muy bueno con unas características estupendas para conertirse en un gran bonsai, tamaño, madera, movimiento, las venas en el frente y una proporción y complejidad de troncos que le auguran  un gran futuro