www.kingii.es

12.2.15

El show del Tim


Hace unas semanas celebrábamos en Bembibre la primera edición de "EL SHOW DEL TIM" un taller de tres dias en régimen de casi todo incluido que ha dado bastante de si.
Os voy a hacer un pequeño resumen pidiéndoos antes de nada disculpas de la calidad  de las fotos y de la ausencia de muchas, nos falló el fotógrafo oficial y tuve que hacer una recopilación de varias fuentes
Empezamos el viernes a las 16.00, y aunque había mucho árbol faltaba la gente...
Habíamos dispuesto un espacio al lado del taller y dedicamos toda la tarde del viernes a otras cuestiones.Fuimos sacando árbol por árbol y cada uno fue aportando su punto de vista sobre cada ejemplar, sobre el diseño y el trabajo a realizar.

Además eso llevó a hablar sobre otras muchas cosas del bonsai, cuidados, cultivo, características de la especie, tiempos de los trabajos y demás, sin duda una parte importante que hizo que la tarde fuese muy didáctica.




Llegados a ese punto y viendo que la necesidad de un descanso era imperiosa...
...hicimos un kit-kat para merendar las exquisiteces que había traido la compañera Isa y seguir debatiendo algunos puntos menos técnicos.

El sábado empezamos el taller propiamente dicho, todo el mundo al tajo. Os haré un breve resumen de algunos árboles que se trabajaron, no tengo fotos de todos, la verdad fueron un montón.
El primero es una sabina rastrera que Raúl había comprado en el congreso gallego y que se había encargado en casa de limpiar y adecentar para el taller.
No solo se modeló, ya que como el trabajo fué muy suave se decidió además trasplantar a una maceta de bonsai. todavía falta intervenir sobre la primera rama que ha de venir bastante hacia el frente, aunque eso será en el siguiente trabajo.



Nestor trajo dos árboles al taller, un estupendo ejemplar de pino silvestris...



...y este magnifico tejo, sobre el que se sentaron las bases de su futuro diseño
Leo anduvo pululando por el taller echando una mano cuando se requería,  y alambrando esta sabina a ratos.Y César hizo lo propio con su pino silvestris.
Un ejemplar de tamaño considerable y con bastante ramificación, alambrarlo le llevó todo el fin de semana, por lo que se quedó en Galicia para que con más calma pase por la sala de modelado.
Aqui vemos a Chuchiño y a Isa mano a mano con una piracanta. Isa trabajó varios árboles , aunque el más espectacular fué un arce tridente.
El viernes estuvimos debatiendo largo y tendido sobre que hacer  con él, como continuar su evolución, si simplemente arreglar las ramas, si hacer un acodo para mejorar también el nebari...Pero Luis quería ir un paso más allá y no solo hacerlo bien, si no hacerlo también rápido. Asi que puso en práctica la técnica de los gajos.
Cortó la base del árbol en 4 partes con una sierra y una fisuradora, y después metió unas cuñas de madera que teníamos preparadas para abrir el árbol y ensanchar el nebari.

Después se rellenaron los huecos con cemento de secado rápido y se limpiaron los restos del tronco.

El resultado es que se ensancha la base del árbol, llegando casi a duplicarla, pero sin aumentar la altura ni el grosor general, por lo que también se mejora la conicidad.
Posteriormente se plantó en una maceta grande con tierra gruesa para favorecer el crecimiento, todos conocemes el gran poder de los tridentes para cerrar grandes heridas, por lo que solo es cuestión de tiempo que la operación no se note, lo sabemos por experiencia.

Otro trabajo de altura fue el que hizo Jose Antonio Matas con esta sabina.
Un gran ejemplar con un gran problema, todo el verde esta por detrás del árbol y girado.
En esta foto se aprecia mejor. no va a ser tarea fácil llevarlo a su sitio.


Aunque empezé yo  el trabajo de vaciado de la madera...
...rápidamente Jose Antonio quiso tomar las riendas, callendo sobre sus hombros la mayor parte del trabajo. 
Una vez vaciada con la maquina se afinó a mano para que todo tuviese el mismo grosor y no hubiese zonas fuertes y débiles y se pusieron unos tutores de aluminio de 6 mm.


Se enrafió cada vena por separado, lo que hizo que el nombre de la sabina cambiase de Caparazón a Trifásica.



Lo Primero que se hizo fué llevar el codo más cerca del tronco, lo que acorta bastante la longitud del árbol.

César vijilaba la zona de ruptura.

El segundo paso fué cerrar más el codo de la punta de la rama, lo que acercó considerablemente el verde al tronco.

Y por úlimo y más complicado hubo que girar 45 grados el verde.

es solo el primer "apriete" pero el verde esta muy cerca del lugar definitivo. además como todo el árbol esta hueco, de ahí el apodo de caparazón, la intervención realizada no hará otra cosa que acentuar la esencia del árbol.

Diego trajo un par de árboles también, un prunus mahaleb.
Y este árce palmatum, que necesitaba poda, alambrado y sustitución de algunas ramas que se estaban haciéndo demasiado gruesas, un trabajo menos llamativo pero imprescindible en esta especie.
Desde Valladolid, Alex trajo un pino silvesris con mucha calidad.
Después de ver varias opciones de diseño con sus pros y sus contras se decidió una reducción del árbol.Posteriormente se alambró totalmente.

Y se modeló.
Como fué un trabajo delicado, sin grandes torsiones ni nada raro, escogimos una maceta y se  traspantó.

y este es el resultado final.


Pepeyote trajo algunos árboles al taller, el que más gustó fué esta sabina rastrera que llama la atención por el filo de sus maderas, esta es la foto del antes, aunque parezca que ya casi está modelada.

Manuel vino sin árbol, así que por la mañana temprano subimos a la terraza en busca de una víctima. al decirme que nunca había trabajado un pino, le aconsejé este, sabía que el cambio sería grande y que el trabajo agradecido.
Después de una poda somera y de la limpieza de agujas tocó poner un poco de rafia.

se alambraron la principales y con la ayuda de una barra se giro la rama para darle continuidad al tronco.
después Manu acabó de alambrarlo en detalle para poder posicionarlo.
Y este es el resultado final, falta mucho verde y densidad pero al final el pino estuvo a la altura de las espectativas.

Todos conocemos la gran afición de Chuchiño a los árboles sencillos, no le gustan las grandes operaciones, torsiones y cirugías, por eso trajo este pino...
... toneladas de rafia alambre y barras de hierro y empezaba lo interesante.
Después de unas cuantas dobleces conseguiamos  dejar el verde en un sitio apropiado para el año que viene empezar la formación del árbol


Alex estuvo entreteniéndose con este pino y unos shoines de chinensis.

Rafia alambre y colocación, pero dejaba el plato fuerte para el final.


Un Megaespino negro (pyrus cordata), el más grande que habíamos visto nunca, ya que nuestra experiencia es que son bastante complicados de enraizar, y casi los hemos dejado por imposibles.
Hizo falta una pequeña motosierra para podar lo superfluo y dejar lo necesario para formar un bonsai con él, también teníamos pensado trasplantarlo a un recipiente más pequeño por que con lo voluminoso que es y lo que pesa se hace complicado su manejo, además son dos árboles que hay que separar,  pero se decidió esperar un año más para no arriesgar la pieza.
Como se suele decir son todos los que estan pero no están todos los que son, ya que el fin de semana dió mucho más de si, hasta nos dió tiempo a picar algo.
Y esto es todo por hoy, solo agradecer a los presentes por hacer posible el taller, yo por lo menos disfruté como un enano, y espero que fuese así para todos. Nos vemos en el próximo

1 comentario:

Victoria Solís dijo...

Soy amante del mundo de los bonsais y después de ojear este blog quería felicitar al autor por las fotografías.
Uno de mis vecinos también se dedica a este mundo, y tiene muchísimas variedades. Tal vezpueda interesarle, se encuentra en "https://keidobonsai.wordpress.com/".